friends
Archivo,  Introspección

2012 + 1

A veces pienso que las charlas sin importancia, en lugares sin importancia, fueron los momentos más importantes de mi vida.

Hoy no voy a hacer un resumen de mi 2012 en fotos, o en palabras. Solo diré una palabra. Una palabra que se la dedico a todas las personas que me han robado una sonrisa, dos, cien; a todas aquellas que han estado ahí cuando me até los zapatos, cuando me erguí orgullosa, y cuando volví a tropezar con el cordón en una esquina mal puesta.

Pero sobre todo, dedicarle esta preciosa palabra de siete letras a esas personas únicas que saben cómo eliminar nudos con tan solo una mirada. Que me hacen sentir como en casa a kilómetros de distancia. Que saben cómo hacerme olvidar de la lluvia, a pesar de ella. Que transmiten emociones con una caricia, un abrazo o un susurro rebelde. Que me regalan la confianza envuelta en un precioso saco de boxeo. Que me llenan la cabeza con sueños y planes y maletas llenas de ilusión.

Personas que me han hecho sentir viva, más viva que nunca. Porque estrellarnos, nos estrellamos todos. Rompernos en mil pedazos, reír hasta llorar, sentir que podemos volar. Todos somos capaces, pero solo unos pocos sabemos que éso es lo bonito de la vida. El secreto de la felicidad. Las arrugas de la experiencia. Una vida bien exprimida.

Gracias.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *