Archivo,  Rompecorazones

730 intentos

Fallamos 730 intentos. Dos años. Yo decidí seguir adelante. Decidí arriesgarme y llevarme el chasco. Decidí que tú fueras lo mejor de mi vida durante dos años. Yo decidí que fueras tú y no ese camarero del restaurante caro. Te elegí a ti. Elegí que tú fueras el centro de mis tristezas, y de mis alegrías. Decidí que tú fueras el único al que tirarle zapatillas o chillarle. Tú eras mi capullo arrogante.

Decidí ser la estúpida mimada para ti, no quería que otra ocupara ese lugar. No sabía que te costaría tanto decidirte por mí, jugártela y expresar lo que sentías. Pero decidí elegirte, con todo lo que ello conllevaba. Decidí que llenaras de colores mi vida. Exceso de rojo e impertinencia del azul. Y lo que más te gustaba era juntarlos los dos en una noche de sábado, peleando por mi color blanco.

730 intentos

Yo decidí querer discutir contigo para que lo intentaras arreglar después con esas frases tan tuyas. Decidí quererlo todo contigo, todo y más. Incluso esos besos robados al amanecer que tanto odiaba sin haberme lavado los dientes antes. Decidí querer estar a tus pies para que me recogieras entre tus brazos y no me soltaras. Ahora miro atrás y me doy cuenta de que mi vida contigo ha sido una sucesión permanente de decisiones. No me arrepiento de ninguna de ellas.

730 intentos. Ni uno más. Ni uno menos. Ahora que lo pienso ¿te acuerdas de cuando te dije que no te quería? Se me olvidó añadir que en realidad te adoraba. Te quise pronto pero llegué tarde.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *