Notas

148

Solo necesitaba cinco minutos más. ¿Cuántas probabilidades hay de que te toque un destino que no quiere que olvides? ¿Cuántas probabilidades tenía de oír aquella canción, precisamente ésa, después de tanto tiempo? ¿Cuántas canciones existen y qué cruel azar elige cuáles suenan a cada momento? Si hubiera salido cinco minutos después de casa, habría llegado al estanco después, habría salido más tarde de allí, y habría ido al gimnasio 300 segundos después. Suficientes para hacer lo que fui a hacer y llegar a casa, después. Meterme en la ducha, encender la radio, y haberme perdido With or without you. Pero el destino es una perra que, cada x tiempo, necesita retorcerle la determinación a alguien. Llegué. Me metí en la ducha. Encendí la radio, y me hundí en el pasado durante un minuto. Después, me olvidé de que dolía.

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.