Instant Search

Sobre mí

About*

  • Mi CV dice que mi Licenciatura en Publicidad y Relaciones Públicas le tiene celos a mi Máster en Marketing y Comunicación Digital porque no encuentra la ocasión de lucirse en inglés o en alemán. En español sí. En español siempre. Mi CV también dice que voy de  SEO con título en SEM y me va el SMO. Qué locura.
  • Mi familia dice de mí que Dr. Jekyll y Mr. Hyde solo podrían envidiar mi cara de ángel. Lo demás viene servido.
  • Mis amigos dicen de mí que feminazi, y punto.
  • Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar y aquí no ha pasado nada.

Pero mis cicatrices dicen otra cosa.

Hola. Soy esa chica alocada que debería hacer un croquis de vez en cuando para poner sus ideas en orden. Y sus prioridades, de paso. Este pequeño rincón no es solo una de tantas reflexiones que encontrarás por toda la red. Son pequeños retazos de momentos que fueron, recuerdos memorables, notas mentales, trozos de un buen libro (o una buena película) sueños que se quedaron en eso, y sobre todo, muchos “casiquizáspuede” Todos personales, casi todos en primera persona.

De vez en cuando nos toca pasar por la vida sin objetivo ni rumbo. Por el camino nos dicen que la vida es puta, y las lluvias inesperadas nos pillan sin paraguas. Pero siempre hay pequeños detalles y momentos efímeros que compensan todo lo demás. Porque nadie dijo que sería fácil, tan solo aseguraron que valdría la pena (intentarlo)

Mi propósito de aquí a cincuenta años lo tengo muy claro: chocarme contra todos los muros que haga falta, romperme en mil pedazos siempre que sea necesario, decir que no, que sí, y que quizás otro día. Aprender, asentir, callar y explotar. Sonreír. Porque las sonrisas con mal tiempo saben mejor. Retener en mi memoria todos esos motivos por los que merece pasar por todo (y si la memoria falla, siempre me quedará este rincón) y por encima de todo, vivirme.

Vivirte.

Beberme la vida entre desconocidos que pueden llegar a ser ESAS personas. Nunca se sabe. Es lo bueno de que todo tenga un final. Es lo bueno de que tú, ahora mismo, no sepas quién soy, y aún así me regales tu tiempo navegando entre pensamientos que bien podrían ser de cualquier otra persona.

Soy esa chica que va andando por la calle con un libro abierto y la atención en otro mundo. Madrid me llaman desde que sus calles me han enamorado y destrozado a partes iguales. Probablemente nos hayamos cruzado en algún semáforo en rojo, en la cola del cine o en el gimnasio de la esquina. Con nombre peculiar, rubio ceniza y ojos grises, paso desapercibida entre españoles. Desconocida y transparente a partes iguales, un buen día decidí compartir todo lo que pasaba por mi mente; puede que sea una excusa para retener en mi memoria cosas que, ahora mismo, no quiero recordar.

No solo escribo aquí. También hago otras cosas. Échale un vistazo a mis colaboraciones.

Si aún te pica la curiosidad, échale un vistazo a un cuestionario que me hicieron. No basta para conocerme, pero sobra para entenderme.