Archivo,  Rompecorazones

Correcciones y cicatrices

¿Por qué lo correcto siempre duele?

Me encantaría poder escribir algo más, pero no me salen las palabras. No tengo. No existen para describir lo que siento en estos momentos. Nadie ha sido capaz de inventar una frase que explique en detalle la avalancha de fracturas que está sufriendo mi corazón ahora mismo. Cuando creía que no podía romperse más, va y se supera a sí mismo.

Mirar a otro lado, repetirme que no debo volver la vista a lo que dejo tras mi espalda. Difícil decisión en una situación puesta en bandeja. Solo me toca aceptar, dejar ir, soltar, y marcharme con las manos en los bolsillos, despidiéndome de ese brillo que tenía Madrid cuando escondía un valor extra que ya no tiene.

Malditas correcciones y cicatrices.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Un Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *