Archivo,  Introspección

Despropósitos

No voy a hacer balance de mi año, porque no me salen las cuentas. Pero lo que sí voy a hacer es dar las gracias a todos los que han pasado por mi vida con despropósitos. No por el 2014, sino por años y años de convivencia. Qué menos. En primer lugar, quiero darle las gracias a Risto, por habérsele ocurrido esta maravillosa idea antes que a mí. Empecemos.

En general

Muchas gracias a la guerra ficticia que creó José María Aznar. Sin ella yo no habría empezado este odio visceral por la derecha y sus trajes planchados a corrupción. Conciencia, quería decir.

Mis despropósitos favoritos. Gracias a Scar por matar a Mufasa, a Herman Hesse por haber roto todos mis esquemas morales, a Nietzsche por obligarme a pensar y a Steinbeck por transformar lo cotidiano en único.

sienna miller gif

En particular

Gracias a V, por obligarme a correr el Test de Cooper haciendo caso omiso de mis leves ataques asmáticos. Si no llega a ser por él, jamás sabría que soy capaz. Gracias a JLS por mirarme siempre por encima del hombro. Gracias a JA por insinuarme que ir en falda al instituto debería estar prohibido para mis piernas. Me enseñó que nos podemos enamorar de unos gilipollas, y que darnos cuenta de ello años después nos deja un sabor triunfal imposible de superar.

Muchas gracias a CP por no subirme nunca del 5 para ponerme a prueba y convertirme en la mejor de la clase en métrica, sintáxis y literatura. Gracias a I por sacarme a la pizarra llorando para explicar cómo se resuelven las ecuaciones de segundo grado. De no ser por ella, la fórmula habría caído en el olvido, junto a tantas cosas inútiles que aprendemos para acumular números cada tres meses. Gracias a A por desearme no haber nacido, y a JP por suspenderme Movimientos Literarios en 2º y 4º de carrera, sin la más leve compasión por mi bolsillo.

En concreto

Gracias a todos los que nunca confiaron en mí. Gracias a los que me odiáis, me envidiáis e intentáis hacer de mi vida un calco de la vuestra (pésimamente, todo sea dicho) porque donde duele inspira, y quién sabe si mis futuras facturas acaban pagándose con cicatrices pasadas. Sin todos vosotros jamás habría sido lo que soy, no habría aprendido ni la mitad de lo que sé y el enriquecimiento de mi vida habría sucedido con o sin vuestra presencia en ella.

Porque gracias a vosotros, guardo a mis amigos como lo más sagrado, respeto a los que no pueden, animo a los que sí pueden, y me rindo a tiempo para ganar la batalla.

Pero sobre todo gracias a J, por enseñarme que ser el Grinch del amor tiene más futuro que creer en cuentos de nadas.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

4 Comentarios

    • Perla

      Toda la razón, nos hacen ser lo que somos.

      Me alegro de que hayas sido tú la que estrene los comentarios de la nueva web 🙂

      Como siempre, gracias por pasarte, por leer, y por quedarte.

      Un saludo, y ¡feliz año nuevo!

  • Pedro Fabelo

    Bad Milk navideño. Uhm, buen cóctel. Contrapunto perfecto para equilibrar fuerzas en estos días de «excesos buenrollistas-hipócritas-vomitivos-y-sangrantemente-falsos». A pesar de todo, felices fiestas. Saludos.

    • Perla

      Las lecciones aprendidas me las reservo para el 31 de diciembre, y quién sabe, puede que sea mucho más «buenrollista» Pero siempre sincera, eso sí.

      Muchas gracias por pasarte, Pedro
      Felices Fiestas tenga usted también 🙂
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *