life happens
Archivo,  Introspección

En una burbuja

A veces te pasan cosas. No puedes evitarlo. No puedes prepararte. No puedes defenderte. Simplemente suceden, sin más. Pero éso no es lo que importa, porque no eres el único. A todos nos pasan cosas. Lo que cuenta es lo que decidas hacer después. Cómo actuar al respecto.

Y he aquí la cuestión: no sé qué hacer la mayoría del tiempo. Sobre ésto, sobre aquello, sobre pequeños y grandes dilemas. Sobre cualquier cosa. Por ejemplo, ahora mismo no sé si debería quitarme los hielos de la rodilla o dejarlos un poco más.

Estamos hechos de carne y hueso, músculos, tendones, ligamentos. Nos rompemos, somos frágiles. Un día el mundo está a nuestros pies, y al otro no puedes moverlos. Todo sucedió en una burbuja, un miércoles como otro cualquiera. Y si me hubieras dicho que mi perfectamente estructurada rutina daría un giro de 360 grados en cuestión de segundos, no te habría creído. It sucks not being able to move.

Todo sucedió en una burbuja, un miércoles cualquiera, y la persona que menos probabilidades tenía de lesionarse es la que acabó torciéndose el ligamento de la rodilla. Sí, yo. La chica que entrena tres horas diarias en el gimnasio, siete días a la semana. La chica que andaba por inercia sin darse cuenta de lo mucho que le cuestan a nuestras piernas sostenernos a cada paso. Ahora lo sé. La chica que se creía invencible.

Cuando me quedo quieta, nada parece haber cambiado. Mi vida es la de siempre. Yo soy la de siempre. Es cuando me muevo lo más mínimo cuando la realidad me golpea directamente en la rodilla, enseñándome un par de cosas, como que mi cuerpo tiene un límite, como que tengo que aprender a aceptar y hacer lo que pueda con lo que tengo, como que puedo con ésto porque no es un punto y final. Como que no sé absolutamente nada de la vida. Como que ahora puedo relajarme, leer, pasar el día en la cama sin sentirme culpable, escribir este post, dibujar, desconectar, ver películas y, en general, hacer todo lo que nunca hago porque estoy entrenando. Como que podría haber sido peor.

imprevistos

A veces te pasan cosas. No puedes evitarlo. No puedes prepararte. No puedes defenderte. Simplemente suceden, sin más. Pero éso no es lo que importa, porque no eres el único. A todos nos pasan cosas. Lo que cuenta es lo que decidas hacer después. Cómo actuar al respecto. Tú decides.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *