jane-austen
Archivo,  Introspección

Jane Austen

Lo que daría por vivir en el mundo mágico de Jane Austen.

Hay amores que no entienden de caricias.
Amores que han florecido bajo una gran
inexperiencia. Ignoran lo que dicta el cuerpo
para escuchar a la única voz desinteresada,
que no saca beneficio alguno. El corazón.

Las grandes historias de amor
proceden de una época que forzaba
a la conversación y a la interacción
de opiniones y pensamientos.
Un breve baile. El respeto.

Los convencionalismos formales.
Las reverencias. La vestimenta y
los carros tirados por caballos.
Una fuga, una rebelión contra lo
establecido.

¿Es mejor vivir bajo la seguridad
y protección del dinero?
¿O es más recomendable
dejarse llevar por el amor y
su desequilibrado comportamiento?

La tristeza de abandonar un amor que
aún no se ha probado empíricamente
parece destrozar en mayor medida
que un amor que también comparte
el cuerpo.

Porque el consuelo no es
fácil de encontrar. No cuando el
alma es la víctima.
Dicen que los hombres, cuando aman,
lo hacen verdaderamente.

Jane Austen lo creía. Yo lo creo.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *