una aventura para recordar
Archivo,  Introspección

Lo que me espera

La de cosas que tiene la vida. Apenas me inmuto con las películas de terror, y sin embargo, un solo mensaje tuyo me deja temblando de pies a cabeza durante lo que me parece una eternidad. Puedo hablar contigo durante horas, que jamás me cansaría de ti, de lo que dices, de lo que callas con sonrisas y silencios, de tus tonterías, de lo que escondes.

Es increíble lo rápido que puede cambiar mi estado de ánimo, lo hondo que puede hundirse mi corazón y lo mucho que puede afectarme una sola persona, en el lugar y momento inadecuados.

La alarma roja parpadea en mi cabeza cada vez que me escribes, o te me quedas mirando con ojos de «sabes a qué me refiero», o te acercas demasiado y tu perfume me nubla el sentido. Pierdo el control al imaginar que eres opción en lugar de imposible. Y mira que me lo han repetido una y mil veces. No está bien. Si no es amor verdadero, no te metas en medio de algo que estaba antes de ti, y probablemente te sobreviva. Pero pedirme que pare es como pedirle al agua que deje de correr.

Estoy enganchada, pero no lo suficiente como para ser un caso perdido. Podría poner silencio de por medio, horas entre mensaje y mensaje, ausentarme, quitarle ganas. Aún estoy a tiempo de evitarme un final infeliz. Pero que estemos prohibidos no hace sino acrecentar mis ganas de todo. Cómo algo tan malo puede sentar tan bien. Si algo te excita y aterroriza al mismo tiempo, tiene que ser bueno.

A philadelphia story

Sé lo que pasará. Volveré a vestirme de secreto, seré un fantasma en la vida de otro para que nadie sepa que contamos las horas por volver a ser uno. Nadie sabrá la cantidad de tiempo que habremos invertido pensando en cómo vernos sin ser descubiertos.

Pasarán los días, las semanas, los meses, y yo me enamoraré hasta de tu pasado

Me colmarás de atenciones, me invitarás a un nuevo mundo lleno de posibilidades, me mostrarás nuevos sabores, olores, sonidos. Me enseñarás que no sé nada. Me dejarás temblando en la cama mientras te vistes para volver con ella. Me dejarás temblando en mi propia cabeza cada vez que se te quiebre la voz al mencionar su nombre.

Yo guardaré todas y cada una de las experiencias vividas contigo como un tesoro, aprovechando al máximo el tiempo que me queda contigo, esperando la fecha de expiración, ese día en el que ya no quieras jugar más.

before we go chris evans

Y yo no querré dejarte marchar, intentaré luchar por nosotros, te suplicaré de rodillas que no, que te quedes un poco más. Y me odiarás por ello. Me culparás por no haberte parado, por no haber sido lo suficientemente sensata como para haberme alejado de ti. Me llamarás puta cuando baje la guardia y después nada. Silencio. Volverás a tu rutina, olvidando que una vez fuimos, y yo me quedaré como un juguete usado y abandonado que ya nadie más querrá comprar.

Seré una de tantas, una ilusa estúpida que una vez creyó que podría cambiarte. Una ingenua por creer que lo dejarías todo por mí. Tendré que hacer de tripas corazón una vez más, enfrentarme a mi orgullo, aceptar la derrota, cambiar mi rutina, resetear mi corazón, apagar mi mente, convencerme de que no solo fue culpa mía y volver a empezar.

Y te darás la vuelta para verme por última vez antes de cerrar la puerta para siempre, diciéndome con la mirada todo lo que tu voz no puede. Ha sido divertido, me equivocaría otra vez. Y yo me quedaré tumbada en esa cama donde empezó todo, viendo cómo te marchas y te llevas contigo todos mis planes sin estrenar, mientras pienso en lo poco que me arrepiento de todo y en lo mucho que habría dado por haber huido tras el primer «hola».

Pero es que aún sabiendo lo que va a pasar, no puedo evitar que pase.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *