lucky
Archivo,  Relatos

Lucky

Tras tantas vidas expresadas de mil formas y con mil nombres, esta vez he querido probar algo nuevo: contar la historia de Lucky. Este post tan solo es el primero; la presentación, la introducción. Llámalo X. Para que os vayáis conociendo poquito a poco.


– Te estamos dando otra oportunidad.
– No.
– Empezarás de nuevo. Un chico llamado Lucky ha intentado suicidarse y en unas horas morirá.
– No quiero volver.
– Si no aceptas nuestra generosidad, no habrá otra ocasión para reformarte. No podrás renacer jamás. Quedarás atrapado aquí para siempre. ¿Es éso lo que quieres?
– Sí.
– Piénsalo bien. Borraremos tu memoria, tu pasado, tus miedos. Borraremos el dolor. No recordarás nada. ¿Por qué no lo intentas?

Lo siguiente que recuerdo es una habitación extremadamente iluminada, y rostros por todas partes. Repiten un nombre que no reconozco. Me miran preocupados. La mujer está llorando. El hombre de pelo gris se tapa la cara con las manos. El chico joven de la esquina ni siquiera se molesta en mirar. Un hombre con bata blanca me deslumbra con una linterna y todo empieza a oscurecerse de nuevo. Oigo el mismo nombre una y otra vez. Lucky. Más que una palabra, es un quejido desesperado que se aferra con uñas y dientes a mi segunda oportunidad. Y no me suelta.

El aire inunda mis pulmones, y me duele. ¿Tan fácil es olvidarse de respirar? Un espejo, por favor. Necesito verme. Me acercan un Ipad, y mi reflejo se superpone sobre el fondo de pantalla: cerezos en flor, ¿estamos en primavera? Un momento, ¿cuántos años tengo? No puede ser. El rostro que me devuelve la mirada no tendrá más de 14 años. Tiene que ser un error. Han hecho mal los cálculos. Éste no puede ser mi cuerpo.

– ¡Lucky! ¡Estás vivo! ¡Has..has vuelto!

La mujer se inclina sobre mí, y una lágrima suya se abraza a mi mejilla por error. Todo parece indicar que es mi madre. Todo parece indicar que soy un milagro. Por favor, deja de mirarme así. No soy quien esperas que sea. No me mires con amor porque solo tengo dudas para ti. Y saber que no sé mirar de otra forma duele aún más que aprender a estar vivo de nuevo.

 

Continuará…

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *