dime quien eres
Archivo,  Introspección

Mírate y dime quién eres

«Mírate y dime quién eres» Llevo tres días en este año nuevo y no me siento diferente. Sigo sin ser yo misma. Hace tiempo que he perdido el sentido de escribir. Escribo por inercia, para no quedarme atrás, para no perder el goteo que se me escapa cada semana. Es difícil ajustarse a unos estándares tan definidos (versos sin rima, posts de autoayuda, etc etc) cuando la inspiración no llega, pese al torrente de emociones que corre por mis venas.

«Mírate y dime quién eres» Hace tiempo que no sé quién soy. Cuando me miro en el espejo, no me reconozco. Todo cuanto pasa por mi cabeza no tiene sentido. Las ganas de construir algo a través de las palabras se evaporan cuando empiezo a escribir. Ya no pertenezco a este gremio.

Ya no voy al gimnasio, ya no tengo control sobre lo que como, ya no escribo todos los días. Ya no leo, no bailo ni me maquillo. Ya no llevo tacones o faldas. No voy a la última, me olvido de mi piel, no sé ya qué es fruta. No me pinto las uñas. Ni siquiera me preocupo por arreglarme el pelo. No me he librado de los recortes: champús baratos, comida barata, cariño barato.

El drástico vuelco que ha dado mi vida, por decisión propia, no solo ha cambiado la imagen que tenía de mí misma, sino que ha trastocado también a la escritora que llevo dentro.

dime quién eres

Leer lo que una vez creé es quizás la mayor tortura. Saber que soy capaz, que transformé dolor en verdaderas obras de arte y que no necesité más que un momento de intensidad solo acentúan lo poco que me conozco.

«Mírate y dime quién eres«

Alguien me dijo una vez que la clave está en escribir desde el corazón, y no desde una estrategia de marketing, SEO o trends. Tenías razón. Gané seguidores en Facebook, pero perdí mucho más.

El excesivo esfuerzo que me supone escribir algo medianamente aceptable hace que me pregunte si ha llegado la hora de hacer una pausa y abandonar ésto. No sé si estarás leyendo ésto pero coincidirás conmigo en que es mierda. No es poético, no es música para tus ojos. No te dejará huella.

¿Es hora de irse?

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

4 Comentarios

  • Juan Moreno Alonso

    En terminos generales tu idea de dejarlo todo tiene sentido…. Creo que estas experimentando la soledad desgarradora que en alguna etapa de su vida puede envolver al escritor…. es es poco agradecido ir sembrando cultura, ideas construcivas y que la cosecha sea tan pobre…. Ten en cuenta que aunque los que te sigamos seamos una inmensa minoría. No debes irte… nuestros pensamientos necesitan un hogar. necesitamos el pan… y esa fuente de sabiduría…. donde saciar nuestra sed de cultura. Si si decides irte te deseo la mejor suerte si decides quedarte también. Mi ultima palabra es….. Por favor Pajarillo…. ¡quedate!.

    El titulo de este comentario seria (Regreso al pasado) porque veo que el post es del 2016.
    por lo tanto gracias por quedarte…. he hecho el comentario porque…. Era como una necesidad.

    • Perla

      Muchas gracias por tus palabras, Juan. Se agradecen.
      No sé cuándo volveré a escribir algo digno de vuestro tiempo, sinceramente. La inspiración está en paradero desconocido.
      Pero aquí sigo, aunque silente.

      Gracias por pasarte, y por leer.

  • aida ramos

    Yo te descubrí hace escasos días y sinceramente no me gustaría que abandonaras. Esta entrada no es mierda es lo que sientes y lo que ha salido de ti. Quizá estes pasando por un mal momento y eso afecte a tu escritura pero dejarlo no es la solución. Es tu proyecto y abandonarlo no te hara sentir mejor. Ánimos y espero que ésta no fuera tu última entrada.

    • Perla

      Muchísimas gracias por pasarte, Aida, y cederme tu tiempo.
      Agradezco tu opinión, y seguiré escribiendo, sin duda. No puedo evitarlo, por mucho que quiera. Puede que ése sea mi dilema. No saber parar cuando sabes que podrías ser mejor.

      Ah, y bienvenida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *