no-me-llores
Archivo,  Introspección

No me llores

No me llores cuando te diga que no quiero perderme tras meses buscándome en otros planetas. Me he encontrado más que nunca pero sigo sin saber quién soy y por qué mis peros. Quédate y escúchame. Mis ojos tienen historias que contarte, mis labios tienen miedos que olvidar, y tu olor a nuevo no podría ser más familiar. Nadie me dijo ven, y aún así lo dejé todo. No había nada que salvar, salvo a mí misma.

No me llores si no has visto mis cicatrices. No me juzgues si no estuviste conmigo el día X. Que si ahora brillo es porque logré hacer un agujero de entre mis sombras. No me mires creyendo que puedes leerme entre líneas, porque no tengo intención de complicarte la vida. El mal tiempo es un estado de ánimo. La belleza es un concepto. Los fracasos no existen. Todos tenemos miedo. No me rías si no quieres. No me digas sí cuando tus ojos me lo niegan todo.

No me llores si no te has quedado sin respuestas, porque conmigo solo encontrarás preguntas. Libertad es vivir sin imprescindibles. Siéntate y escucha. Escucha. ¿Has visto alguna vez la valentía en bruto? Yo sí. Te cambian las teorías cuando te encuentras con una persona que alquila la luz de un supermercado para leer un libro sobre una caja de cartón, con los dedos desnudos, en medio de la calle mientras su techo llueve sin cesar. Ahora cuéntame tus miedos. Te escucho.

No me llores porque en mi mundo no hay sitio para heridas maquilladas. Ábrete a mí, déjame dolerte, enséñame lo que te avergüenza, descúbreme tus secretos y entonces prometo tocarte de puntillas. Puede que me quede, puede que te deje. Puede que te destroce a sorbos o puede que me asuste porque seas demasiado para mí. No me pidas que me encadene a tu rutina, porque todavía estoy buscando la mía. Déjame respirar y desaprender todas las lecciones que traje en una maleta vacía. Déjame disfrutar de los rayos de sol mientras duren.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

5 Comentarios

    • Perla

      Muchas gracias, Aida!
      Me alegra ver que sigues por aquí.
      No suelo recordarlo lo suficiente, pero si algún día quieres compartir tu historia también, siéntete libre de hacerlo.

      Que tengas un día estupendo!
      Un saludo

  • Doctor Melancolías

    Qué fuerza de texto, Perla, dios santo. Me quedo con la frase de «la libertad es vivir sin imprescindibles». Tenía otra definición sacada de «La frontera invisible»: «libertad es elegir las cadenas», pero creo que me quedo con ambas definiciones 🙂

    • Perla

      Muchas gracias, Javier
      Elegir tus cadenas tampoco está nada mal, aunque es un punto de vista un poco pesimista, y no me gusta vivir sabiendo que estoy encadenada haga lo que haga.

      Da gusto tenerte de vuelta por aquí, btw.

      • Doctor Melancolías

        Gracias Perla 🙂

        Es de esos textos que a parte de su contenido, tiene una aglomeración de palabras que suenan increíble. «Déjame dolerte» cuando lo leo fuerzo la «R» porque me lo pide el momento. Creo que la mezcla entre hablar para una segunda persona y las palabras con R es brutal.

        Menos mal que soy fisio y no filólogo xD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *