Archivo,  Sin categoría

One day

One day es una película que me marcó nada más verla. Parecía una del montón, con la poca notoriedad que ha alcanzado desde su estreno. Desconocía de su existencia, y me encontré a mí misma recorriéndome la carátula del DVD una y otra vez en una tienda Fnac de Madrid. Iba a cometer una locura, tan propias en mí: comprarme una película sin haberla visto, sin haber leído de ella, sin haber escuchado comentarios, opiniones y críticas. A ciegas. Y el resultado no pudo ser mejor. Emma y Dexter. Dexter y Emma.

I don’t know, Em, you’re young, you’re practically a genius, and yet your idea of a good time is to treat yourself to a service wash. Well, I think you deserve more. You are smart and funny and kind (too kind if you ask me) and by dar the cleverest person I know. And you are also a Very Attractive Woman. And yes, I do mean «sexy» as well, though I feel a bit sick writing it down. Well, I’m not going to scribble it out because it’s politically incorrect to call someone «sexy» because it’s also TRUE. You’re gorgeous, you old bag, and if I could give you just one gift for the rest of your life, it would be this. Confidence. It would be the gift of Confidence. Either that or a scented candle.

Puede que de eso se trate la vida. De probar por uno mismo. Experimentar, arriesgarse y a ver qué pasa. Porque, aunque no lo parezca, cada opinión externa nos empequeñece un poquito más, a nosotros, o a nuestro juicio. Eso sí, las locuras siempre seguirán intactas. Algunas, tan rebeldes que cumplirán su cometido, y otras más recatadas que no buscan pelea.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *