jason-y-naya
Archivo,  Relatos

Porque es imposible

Qué sabréis vosotros de lo que es amar. No sabéis que cuando él me mira, yo pierdo otro miedo. Que cuando él me toca, recupero una parte de mí. No sabéis nada. Cuando él pronuncia mi nombre, una nueva ilusión nace en mí. Y cuando me besa.. cuando me besa hay fuegos artificiales por todas partes. En todas partes.

Porque es imposible encontrar a tu alma gemela en un mundo lleno de rostros, de nombres, de identidades desconocidas que están destinadas a eso, a ser desconocidas. ¿Imposible? Es imposible, sí. ¿Que por qué lo sé? Porque soy la excepción que puede confirmarlo. Es imposible encontrar a alguien como él. Que pinta de colores absolutamente todo a su paso. No entiende de discusiones, no sabe qué es estar días sin hablar por una pelea. No entiende de separaciones, de límites, o de vacíos. Está lleno de vida. Tan lleno de vida que cuando se funde conmigo me hace ser más, en todos los sentidos.

Me eclipsa con su belleza, sobre todo la que tiene entre su sexta y séptima costilla. Me abruma con la luz que desprende su sonrisa. El tono de su voz no es más que la competencia del canto de las sirenas. Envidiosas todas. No sabéis qué es amar como yo le amo a él. Qué combinación de palabras tan extraña. Puede ser. Pero todo tiene sentido. Porque no soy yo sin él. Porque él no es él si no me tiene descansando sobre su pecho. Porque hablar con palabras ya no es necesario desde que existieron sus ojos. Y los míos.

No sabéis lo que es querer a alguien habiendo desnudado la peor parte de ti mismo. Mi peor parte. Mis secretos mejor guardados. Mis temores, mis traumas, mis malos recuerdos. No sabéis lo que es ver cómo él se desnuda delante de mí, me confía todo lo que es, me susurra todo lo que quiere ser, y me demuestra cada día todo lo que somos. Juntos.

No sabéis lo que es que las palabras se agolpen por salir, de una en una, ansiosas, por querer contarle el mundo, y mucho más. Quedarte con las ganas de más, morir de sueño sin querer dormir para poder estar un rato más con él, compartiendo tiempo, aire. Y un espacio que casi siempre acaba siendo el mismo para los dos. Que la rutina se inventó después de nosotros. Los imposibles son pan comido con un mordisco suyo. No sabéis, no. Pero yo sí lo sé. Y por eso lo comparto con todos vosotros.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

3 Comentarios

  • Ola Blanca

    Justo por la época en la que esto está escrito, acababa de conocer a alguien con quien sentía cosas así… al tiempo se fue, pero aun así es bueno saber que esas cosas pueden llegar a existir :).

    • Perla

      Creo que recordar cómo nos hicieron sentir, aunque luego se fueran, es el mayor aliciente para no encerrarse, no ponerse una barrera a los sentimientos y volver a enamorarse. Y sentirlo de nuevo.

      Muchas gracias por pasarte y espero que tengas una buena semana

  • Alba Rubio

    Ese sentimiento «terrible» de que, de repente y casi por arte de magia, todo encaja con una persona. Ya no te hace falta ni respirar porque el oxígeno te lo está proporcionando. Ojalá nunca pierdas esa sensación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *