vida después de perder te
Archivo,  Introspección

Que hay vida después de perder (te)

“Learning to let go should be learned before learning to get. Life should be touched, not strangled. You’ve got to relax, let it happen at times, and at others move forward with it.”
Ray Bradbury

Cobarde sobreentrenado, eso eres. Dices que ya no te queda nada por lo que mirar atrás, pero tu retrovisor demuestra lo contrario.

No puedes evitar marcar con intermitentes las decisiones que aún no has tomado, pero te esperan en cada esquina de Madrid. Paseas nervioso la vista por las calles que ya no recorrerás conmigo.

Miras las aceras con cautela, no vaya a ser que el destino vuelva a joderte la cobardía y te plante un “así es la vida” en toda la cara.
No, mejor sigue huyendo.
Pisa el acelerador mientras todo desaparece en el invierno que rompimos de tanto usarnos.

Dices que estás bien, que tienes todo lo que necesitas, que hay cosas más importantes que correrse con la persona capaz de convertirte en llamas. Claro que sí.
Que quien no se engaña es porque no quiere, y una vez más, miras al retrovisor para asegurarte de que el pasado no te acompaña.
Ni la fuerza.
Ni las ganas de inventarte un mapa por el que surcar todo lo que nunca serás. Perder ya no es problema.

Muérdete la boca cada vez que adelantes a un Golf azul.
Muérdete fuerte, porque será lo más cerca que estarás de volver a sentir mis dientes.

No nos pongamos sentimentales, que con las primeras escarchas
te olvidas que fuiste tú quien derrapó sin contar conmigo. Con las primeras luces navideñas te olvidas de que no me diste tiempo a aferrarme a tu cintura.

Te olvidas.
Pero la cicatriz ya no duele, ya no es costra.
Ya no es otra cosa que una capa de niebla más en mi nueva realidad.

Ya no te distingo cuando otro me muerde la boca.
Ya no te pienso cuando otro me susurra al oído lo absurdo del maquillaje siendo yo. Porque vuelvo a ser yo muy a tu pesar, pese a mí.

Ya no tengo miedo de agarrar otra mano en mitad de una calle abarrotada de desconocidos. Ya no necesito las cenizas de lo que fuimos para conservar mi amor propio. Se alimenta solo desde que nos fuimos de casa.

Dices que todo pasa por algo, que es mejor conservar un pasado plano que jugársela con la ruleta rusa. Cariño, ya has perdido, porque la bala que llevaba tu nombre nunca llegó a la recámara.
Hay vida después de perder (te)

Y qué bonita que es ella.

Imagen: jhoanely29

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *