marilyn-monroe
Archivo,  Introspección

Por lo que soy

No me juzgues. No seas duro conmigo. No esperes la perfección de mí y acéptame tal como soy. Siempre tengo la mejor de las intenciones, así que por favor, no te enfades conmigo creyendo que ha sido intencionado. Nunca te haría daño intencionadamente. Soy difícil, lo sé. Puedo llegar a sacarte de quicio y replantearte si realmente soy esa persona que creías. No lo hagas.

No me taches como una línea mal escrita. No me descartes como a un libro con portada de dudosa reputación. Ten paciencia. Mira todo lo bueno que hay en mí, y tenlo siempre presente porque en los peores momentos necesitarás recordar por qué te enamoraste de mí. Recuerda que todo fue fácil al principio. No te olvides de todos los motivos por los que me escogiste a mí en lugar de a cualquier otra. Enséñame a ver el mundo a través de tus ojos. Ayúdame si caigo. Hazme compañía si mis vacíos vuelven.

Ahuyenta a mis demonios cuando ya no me quedan fuerzas. Levántame si yo sola no puedo. Sonríe. Sonríe siempre porque no hay nada que me transmita más seguridad que tu hilera de dientes presumiendo de orgullo. Abrázame cuando empiece a chispear. Cállame con un beso cuando los truenos asomen sin avisar. Agárrame bien fuerte cuando creas que me estoy perdiendo. No me sueltes cuando te dé dolores de cabeza. No me sueltes cuando te haga alzar la voz. No me sueltes cuando borre la sonrisa de tu cara. Porque intentaré dibujártela de nuevo mil veces más.

No me abandones cuando te des cuenta de que intentar cambiar y cambiar no siempre van de la mano. No me guardes rencor por cosas que ya han pasado. Y sobre todo, no dejes de contarme todo lo que se te pasa por la cabeza a cada momento. Todavía no he adquirido los conocimientos suficientes para leerte la mente. Aunque esté en ello. Nadie dijo que la vida fuera a ser fácil. Pero si me dejas, haré todo lo posible para que merezcan las penas.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *