• Notas

    325

    La clave no está en cambiar de vida, sino en cambiar la forma de vivirla.

    Tienes un mal día y no hay nada que pueda hacerte sonreír. Contestas con gruñidos, el sol brilla pero no te das cuenta porque te preocupa más mirar por dónde pisas. Buscas por países, sin saber cual elegir, porque todos te parecen la misma vía de escape, pero no reparas en que el problema te esperará en el punto donde lo dejaste. Y si todo no fuera tan malo como piensas. ¿Y si toda la preocupación que destinamos a ciertas cosas la invirtiéramos en ver el lado positivo? Nada es tan grave como para pasarnos todo un día con el ceño fruncido. 

    Todo tiene solución, excepto la muerte. Si el problema puede resolverse, no sirve de nada preocuparse. Y si no puede resolverse…el preocuparse no sirve.

  • Notas

    297

    A lo mejor vivir se resume en buscar el sentimiento de euforia que te queda cuando haces algo por primera vez. Persiguiendo primeras veces como si no hubiera final.

    Cuando soy consciente de que voy a cruzar la barrera de lo desconocido, me cuesta dormir. Doy vueltas en la cama, distrayendo mi mente con cualquier cosa que no tenga la menor importancia. Engrandeciendo tonterías para hacer pequeño el miedo que tengo.

    Cuando no soy consciente de que voy a cruzar la barrera de lo desconocido, alzo los brazos al cielo, cierro los ojos y grito al conseguirlo. Porque me doy cuenta de que he desbloqueado una nueva fase de la vida que ni sabía que existía.

    Sí. La vida debe consistir en eso, coleccionar primeras veces como si fuera la última vez.

    Fuente de imagen: http://weheartit.com/Annasphotographs/collections/5458568-feeling-of-freedom

  • perder-el-tren
    Archivo,  Introspección

    Clichés y Trenes

    A ver cómo te lo explico. Vivimos rodeados de clichés, porque así la vida parece digerirse mejor. Cuando se trata de tomar decisiones, está muy claro: «no pierdas el tren» Cuando vamos al terreno sentimental, hay otros tantos que nos acompañan. Hombres (y mujeres) por ejemplo, tratan de reducir el dolor de las rupturas usando clichés y expresiones comunes como «no eres tú, soy yo», solo porque piensan que así nos romperemos menos. Y están equivocados.

  • libertad
    Archivo,  Introspección

    Cuatro Estaciones

    Lo primero que aprendes cuando caes es que el suelo está más duro de lo que parecía a simple vista. Y en lo primero en que piensas es por qué yo, aquí, y justo ahora. Como si hubiera una buena estación para tropezar. Lo segundo que aprendes es que todas esas capas de autoconfianza y determinación de poco sirven cuando pierdes el equilibrio. Te pilla por sorpresa, y se te cae la fuerza a los pies. Y más abajo aún. Pocas cosas recuerdo con mayor nitidez que el cambio de estaciones entre estaciones. Este verano supone el fin del gran círculo que dibujamos nada más conocernos. Porque no hemos dejado de dar vueltas desde entonces.

  • Archivo,  Introspección

    Fugacidad

    Fugacidad, o esas estrellas humanas, personas fugaces que vienen, te alegran, te rompen y se van. Había una vez una chica que por falta de corona y bailes, se vestía de melancolía real. A falta de carro tirado por caballos, se escondía bajo la protección del autobús. Y así veía pasar las variables espacio y tiempo, pensando que quizás habría cometido un error.

  • carta-a-mí-misma
    Archivo,  Introspección

    Carta a mí misma

    Querida Yo (de 24 años)

    Hoy va por ti. Te mereces esta carta casi tanto como tus seres queridos. Quiero decirte algo importante. Algo que tú sola no eres capaz de ver. Aún. Eres una persona única, irrepetible. La situación que estás pasando yo ya la he vivido. Créeme, sé exactamente cómo te sientes. Sé que duele, que existen partes de tu cuerpo que creías dormidas hasta hace más bien poco, y que existen también dolores que hasta ahora te eran completamente desconocidos. Y el mundo continúa mandándote señales a favor de un futuro mejor y tú persistes en vivir a ciegas.

  • Archivo,  Introspección

    Los días no vividos

    ¿A dónde van los días no vividos? Contemplar la belleza que nos va a destruir. Mirar cómo se mueve por la hora azul, emitiendo destellos de luz verdes que surfean por la madrugada sin luna. Cuán hermoso es el final cuando lo contemplas cara a cara y, sabiendo que arrasará con todo lo que tú eres y con todo lo que has construido, no puedes apartar la mirada, absorto, ensimismado en sus perfectos movimientos.

  • Notas

    Experimentando desconocidos desde el 07/06/13

    Voy a hacer un experimento. Mañana es mi último examen de la carrera. Empiezo una nueva fase en mi vida. La fase “adulta” o así es como la llaman. No sé qué me deparará el futuro, ni sé dónde estaré dentro de un año. Lo que sí sé es que pienso averiguarlo dejando una pequeña parte de mí cada día, y qué mejor manera de hacerlo que empezando un siete, mi número por excelencia:

    – Una canción

    – Una frase

    – Una película

    – Una palabra

    – Una imagen

    No sé cómo saldrá. En 365 días lo comprobaremos.

  • Archivo,  Introspección

    366 pensamientos ciclotímicos

    Aún no me he parado a pensar de verdad en lo que el 2012 ha sido para mí. Fríamente, digo. Ocultar los mejores momentos por cuatro tonterías sin importancia y tres semanas llenas de lágrimas han hecho que me olvide de lo demás. De lo que no reluce. Los primeros meses del año resultaron ser una broma de mal gusto. Cuando el destino se aburre, agárrate los machos y prepárate para el apocalipsis.

  • Archivo,  Rompecorazones

    730 intentos

    Fallamos 730 intentos. Dos años. Yo decidí seguir adelante. Decidí arriesgarme y llevarme el chasco. Decidí que tú fueras lo mejor de mi vida durante dos años. Yo decidí que fueras tú y no ese camarero del restaurante caro. Te elegí a ti. Elegí que tú fueras el centro de mis tristezas, y de mis alegrías. Decidí que tú fueras el único al que tirarle zapatillas o chillarle. Tú eras mi capullo arrogante.