treses
Archivo,  Introspección

Treses

De treses va mi mundo.

Tres son los libros que he leído en las dos últimas semanas.
Tres son las películas que he visto en la última semana.
Tres, y solo tres han sido las veces que he dudado de mi actitud al recordar qué día era.
Porque hoy es 3. Hoy pasaba algo. ¿O fue el mes pasado?

Parece que me persigues, impar. Número insatisfecho que con resta se viene abajo y con suma se siente solo.

El orden de los factores no altera el producto. Muy bien. Pero a mí me ayuda a concentrarme de día. Porque conciliar sueño ya lo doy por perdido. El desorden de mi rutina me hace mucho bien, sobre todo cuando hay marcas que no se borran con agua. Ni con amoníaco.

No sé, creo que hoy tenía ganas de decir algo importante, subirme al escenario y tamborilear sobre el atril mientras el público se acostumbra a mis impares.

Pero en plena madrugada y con reproches a Morfeo a duras penas logro olvidarme de ellas.

Los impares son lo mío.
Uno: ¡presente!
Tres: protagonista.
Cinco: sin rimas, que nos conocemos.
Siete: mi suerte.
Nueve: mi mes.

¿Qué hemos aprendido hoy? Que 1+1 suman 3. Porque la jodida incertidumbre siempre se apunta a todas las fiestas, y si no está, viene el miedo para sujetar las copas en cuanto vas a tomar el aire.

Tres reyes magos, tres tristes tigres, tres cerditos, tres mosqueteros, supernenas, totally spies, los ángeles de Charlie, tres colores primarios, oroplatabronce, Matrix, entera(semi)desnatada, grandemedianopequeño, rubiamorenapelirroja, pasadopresentefuturo, tres deseos, ¿a la tercera va la vencida?

Tres.

Tres películas.- Cinema Paradiso. El club de los poetas muertos. Belle Époque.
Tres libros.- The five people you meet in heaven. La historia del mundo sin los trozos aburridos. La campana de cristal.
Tres propósitos.- Valor, valentía. ¿Voluntad?

De impar a impar y ni me toca tirar. Así no hay quién gane.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *