valiente
Archivo,  Introspección

Valiente

¿Has tenido alguna vez esa sensación de querer escapar de tu propio cuerpo? Ocupar el lugar de otra persona, llevar otro nombre en el carnet de identidad. Ser otra. Por un día, al menos. Hoy me he despertado así, con esas ganas agridulces de ocultarme del mundo bajo la máscara de otra muchacha, más alta, más rubia, más inteligente. Más. Y a la vez, menos que yo, mucho menos.

Echo de menos esas fantasías que me montaba en mi cabeza, en las que yo era alguien importante, alguien que con una mirada lograba paralizar a cualquier hombre, estuviera haciendo lo que fuera en ese instante. Alguien capaz de defender con convicción sus opiniones sin dejarse empequeñecer por personas que, a simple vista, no parecían tener lo suficiente como para medirse en igualdad de condiciones. Alguien que con cuatro frases contundentes sentenciaba cualquier discusión y abría bocas. Y braguetas.

Hace tiempo que echo de menos sentirme con el poder en mi mano, sentir cómo la diosa que llevo dentro toma el control de mi mente y me llena de pensamientos que acaban en triunfos arrasadores. Que con una sonrisa me meriendo tus miedos, y con un guiño te robo el corazón.

Pearl Jeane Gravatar

A veces es difícil distinguir entre lo que soy, lo que quiero ser y lo que debería ser. Soy un desastre que no deja de soltar tacos cada dos por tres, se pone calcetines de diferente color y a veces confunde el abono de transporte con las llaves de casa. Quiero ser la chica que te arrebate el aliento de un susurro, la que te desoriente con una mirada y ponga a temblar todo el suelo por el que pisas con un leve giro de cabeza. Que si yo hablo, tú callas y escuchas hasta el final.

Si yo digo ven, tú no respondes, actúas y me enciendes contra cualquier pared de esta fría habitación. Debería ser ordenada, responsable, atrevida, lanzada, segura de mí misma y sobre todo, valiente. Porque sin valentía el mundo te come. Sin valentía, nunca enraizarás por otros campos. Sin valentía, pierdes sin saber que pierdes. Y no hay nada peor que la ignorancia intencionada.

Valentía me falta para deber ser en lugar de ser sin deber, queriendo, sin querer deber.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

2 Comentarios

  • Claudia

    Yo no creo que te falte valentía, sino todo lo contrario. No te conozco, pero considero que alguien que no fuese valiente no se atrevería a escribir todo lo que piensa sin miedo a lo que digan los demás o a cambiar de vida por completo y empezar de cero en otro país. Habrá días en que te creerás cobarde, pero seguro que cuando lo has necesitado te has mostrado valiente! Un saludo 🙂 Por cierto, me ha encantado sobre todo lo que has puesto en Facebook sobre las personas que piensan que pueden cambiar el mundo.

    • Perla

      Muy buenas, Claudia

      Decir lo que pienso nunca ha sido tabú para mí, me parece absurdo. Hay cosas peores, como cambiar de vida, sí.
      Hace tiempo que escribí ese post; casi ni me acordaba de cómo me sentía entonces. Aunque a veces parece que no me muevo del sitio.

      Gracias por pasarte, leer y sobre todo, quedarte

      🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *