versando-imposibles
Archivo,  Introspección

Vaticinios involuntarios

Acabo de leer algo en Facebook al cotillear los perfiles de mis contactos mientras iba en autobús. Vaticinios involuntarios.
Algo que me ha hecho recordar cuánto me gusta este presente, y lo mucho que me aterroriza perderlo por este futuro incierto de cambios que se me presenta.
Algo que me ha revuelto el estómago cuando apenas guarda similitudes con mi historia.

He sentido mía la pena de otra persona al enfrascarme en cada palabra de «Todo lo que nunca te dije«, letra a letra; he suspirado dos veces al darme cuenta de que esos altibajos no volvían a alzarse. Que no había final feliz. Hay tantas frases que todos hemos creado para intentar explicar la incertidumbre de todo cuanto nos pasa por la cabeza, que cuando no se cumplen las esperanzas, te quedas sin nada. Y a la mierda con el refranero español.

Después de leer una historia inacabada con final marcado por el olvido, me he dado cuenta de que no lo quiero. Yo no quiero algo así. No quiero verme dentro de unos meses contando la misma historia, recogiendo del suelo los mismos pedazos de corazón que esta persona se ha dejado por el camino con cada palabra. No quiero ser esa persona que se dejó todo por decir y aún más por hacer solo por el miedo de cruzar un límite imaginario que ni siquiera puede herirme. No quiero que, sin darme cuenta, me convierta en una desconocida en su mundo y ya no haya hueco para mí en él. En todo él. No quiero.

No quiero ser una más que se una al grupo de «no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes«. Ni siquiera quiero compartir el título de esta historia tan triste que, una vez más, me hace ver cuánto me gusta este presente, y lo mucho que me aterroriza perderlo.

More at:
Facebook
Tumblr
Google+

Mi CV dice de mí que voy de SEO con título en PPC y me va el SMO. Qué locura. Los desconocidos dicen de mí que rubia lista en mano es tan poco habitual que se dejan encandilar. Yo digo que Jekyll&Hyde y aquí no ha pasado nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *